Search

La lengua fuera y un escudo bordado en el pecho

Ya se nota todo el esfuerzo de la temporada. Las piernas tiemblan por los calambres constantes y las carreras no son tan veloces como antes. Los lesionados son cada vez más y el cuerpo técnico, en ocasiones, hace malabares para hilvanar un esquema de jugadores que sea competente y ganador. Con esta tesitura llegan todos los equipos a la fase de ascenso, la lengua fuera y sin perder los objetivos de vista, no hay otra manera.

Como en todos los equipos y en todos los deportes, el cuerpo humano es imperfecto: lento y débil. Sin embargo, hay ciertos elegidos, tocados por la barita, que suelen ser más inteligentes, más rápidos y más fuertes que los demás. Hoy por hoy esa gente viste una camiseta negra con el escudo del FC Odisea bordado en el pecho. Y no es casualidad que se hayan cruzado sus caminos en este club. Todo responde a un plan perfectamente medido para conseguir un sueño ambicioso que paulatinamente se va esclareciendo. Ulisses era el estandarte y punto de apoyo en el que los demás soldados descansaban y tenían como guía. En este equipo también se sigue una estructura vertical, aunque sin olvidar que la primera premisa es saber que los tablones horizontales han de ser duros y fuertes, porque ahí se postraran las vigas de un organigrama vertical.


47 views0 comments