Search

Rumbo a la liguilla

Las laderas de las montañas se ensombrecían debido al atardecer, los rayos del sol rozaban las cimas y descansaban en el campo de futbol. Entre la hierba, 22 jugadores, muchos de ellos rojos y sudorosos del calor. El agua para regar el campo no servía, aunque sí, la pelota corría rápida y al primer toque, pero solo debido a la calidad de los mismos futboleros. Y mientras esta desazón gobernaba en el raso, durante hora y media se vieron 4 goles: 1 para el local y tres para el visitante, el FC Odisea.


Esta jornada comenzaba la tan ansiada liguilla. El FC Odisea descansaba, ya que cada jornada un equipo no juega, la primera le ha tocado descansar a este club, para luego seguir sin ningún parón las restantes jornadas. Lo cual quiere decir que las próximas seis semanas el FC Odisea se enfrentará sin descanso a los seis mejores equipos de la competición. Algo aparentemente complicado. Sin embargo, el equipo depende de él mismo.


Para algunos mejor, para otros peor… Las sensaciones de cada uno son personales, pero eso no ha de influir en la idea intocable de la victoria. Y es que a la hora del pitido final, cuando las piernas descansan y las arritmias menguan solo importa los números que esa tarde hayan vestido el marcador.



31 views0 comments