Search

En el fútbol no hay rival pequeño



Esta competición es muy complicada. A raíz de ello, surgen partidos enrarecidos, en los que uno controla el juego, provoca más ocasiones pero la frustración por no marcar se hace cada vez más grande. Florece el nerviosismo y las jugadas dejan de ser elaboradas y tranquilas para dar paso a un juego más veloz, más físico que acaba con el balón saliendo del campo por el lado de la po

rtería y con el ya mítico “uyyy” retumbando en la grada.



Finalmente llega el gol del rival, aquel gol que como una nausea presiona el pecho. La presión busca un salvoconducto, en algunos cuerpos sale en forma de pena, otros en forma de rabia y otros buscan compresión y soluciones entre el liso cielo de Castellón. Mientras tanto, sigue el nerviosismo y la costra que supura al pitido final se vuelve cicatriz que ya no escuece, pero si recuerda, en la siguiente jornada.



El FC Odisea tiene año y medio de vida y ahora se ve envuelto en un escenario, aparentemente más grande que él, pero como reza el popular dicho: “en el futbol no hay rival pequeño” y así lo abandera el FC Odisea. Esta temporada ha disputado y rugido frente a torres, frente a equipos filiales de clubes históricos y a pesar de estos contratiempos el equipo no se achica porque cada jugador sabe que se mide con un igual.


12 views0 comments